RUIDO (NOISE)

Definición:

Desde el punto de vista de la psicología ambiente, el ruido es una vibración que se transmite básicamente por el aire, considerado forma de contaminación ambiental (denominada contaminación acústica).

Todo ruido tiende a generar perturbaciones en el sistema neurovegetativo, causando especialmente cefaleas, náuseas, inestabilidad emocional, irritabilidad, cambios de humor, dificulta la comunicación, altera la productividad y la calidad de trabajo (tanto en entornos laborales como de aprendizaje), siguiendo una relación de U invertida, y según el tipo y complejidad de la tarea.

Esta afectación está a menudo relacionada con la irritación y el descontento con la situación ambiental y las condiciones generales de trabajo.

Algunas características del estímulo sónico y de la situación modulan la molestia y los efectos de la percepción del ruido.
Así, el ruido intermitente resulta más molesto que el continuado; si la intermitencia es aperiódica (impredecible) resulta más molesta que si es periódica; la actitud de la persona frente a la fuente productora de sonido, su implicación y su situación modulan la consideración de un sonido como agradable o desagradable.

De esta manera, si el ruido es percibido como innecesario o existe sensibilidad o descontento con otros aspectos ambientales percibidos como estresantes, la actitud de la persona ante el ruido será más negativa aún.

Se relaciona el ruido con la agresividad, la atención y memoria, el afrontamiento al dolor crónico, el estrés y el rendimiento.

– Ruido y agresión:

El estrés producido por el ruido no tiene tanto que ver con su intensidad, sino más bien con su predictibilidad y controlabilidad.
La continuidad también influye, de tal manera que el ruido continuado tiene un efecto acumulativo que se traduce en una reducción de la tolerancia a la frustración. Dado que ésta es uno de los posibles antecedentes de la agresión, el ruido puede contribuir, de manera indirecta, a generar esta última.
Cuando la persona tiene motivos para agredir, el ruido dará energía a esa conducta e intensificará su motivación.

Referencias bibliográficas

– Moya, M., Pérez, J., Fernández-Dols, J., Huici, C., Páez, D. Y Marques, J. (1999). Psicología social. Madrid: Mc Graw Hill
– Valera, S., Pol, E. e Hidalgo, M. Psicología ambiental, elementos básicos: El ruido y la contaminación acústica. [En línea]. Universidad de Barcelona. Recuperado el 16 de enero de http://pmid.proves.ub.edu/becari/psicamb/uni4/index.htm .

Aplicación original:

http://es.youtube.com/watch?v=JHx8UPtuMIs

Hemos elegido este video porque representa muy bien como el ruido puede afectar a nuestro estado de ánimo, ya que en la primera parte del video en el que no hay contaminación acústica nos sentimos relajados, y al aparecer el ruido de la ciudad, nos irritamos más.

También incluimos un artículo sobre los efectos del ruido sobre la memoria y la atención, ya que como queda reflejado en la definición, son variables muy relacionadas.

Referencia bibliográfica:

Santisteban Requena, C. y Santalla Peñaloza, Z. (1990). Efectos del ruido sobre memoria y atención: una revisión. [En línea]. Universidad Complutense de Madrid. Recuperado el 16 de enero de 2008 de http://www.psicothema.es/psicothema.asp?ID=669 .

20070418klpcnaecl_377_ies_sco8ruido014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: