INVESTIGACIÓN-ACCIÓN (ACTION RESEARCH)

El concepto, de investigación-acción, es descrito por Kurt Lewin en 1946  y nace con intención de integrar dos tipos de ciencias.

Existe una manera de investigar científicamente, propia de las ciencias naturales, en donde el investigador como sujeto de la investigación aborda un aspecto de la realidad (objeto de la investigación) con el propósito de describir, interpretar, establecer relación o explicar el fenómeno estudiado. Generalmente, cuando este tipo de investigación se aplica en el área social, el objeto de la investigación no tiene participación activa en el proceso ni en los resultados y solo puede llegar a conocer las conclusiones.

Debido a esta problemática, la investigación-acción nace como“una forma de cuestionamiento auto reflexivo, realizada por los propios participantes en determinadas ocasiones con la finalidad de mejorar la racionalidad y la justicia de situaciones, de la propia práctica social educativa, con el objetivo también de mejorar el conocimiento de dicha práctica y sobre las situaciones en las que la acción se lleva a cabo”.

Ente otras, se la conoce también por: Investigación activa, Investigación participativa, Investigación colaborativa, Investigación crítica o Action Research.

Aunque en un principio su autor habló de tres fases, hoy día se distinguen más bien cuatro:

  1. La Observación (diagnóstico y reconocimiento de la situación inicial). El proceso de investigación-acción comienza en sentido estricto con la identificación de un área problemática o necesidades básicas que se quieren resolver. Ordenar, agrupar, disponer y relacionar los datos de acuerdo con los objetivos de la investigación, es decir, preparar la información a fin de proceder a su análisis e interpretación. Ello permitirá conocer la situación y elaborar un diagnóstico.
  2. La Planificación (desarrollo de un plan de acción, críticamente informado, para mejorar aquello que ya está ocurriendo). Cuando ya se sabe lo que pasa (se ha diagnosticado una situación) hay que decidir qué se va a hacer. En el plan de acción se estudiarán y establecerán prioridades en las necesidades, y se harán opciones ente las posibles alternativas.
  3. La Acción (fase en la que reside la novedad). Actuación para poner el plan en práctica y la observación de sus efectos en el contexto en que tiene lugar. Es importante la formación de grupos de trabajo para llevar a cabo las actividades diseñadas y la adquisición de un carácter de lucha material, social y política por el logro de la mejora, siendo necesaria la negociación y el compromiso.
  4. Reflexión en torno a los efectos como base para una nueva planificación. Será preciso un análisis crítico sobre los procesos, problemas y restricciones que se han manifestado y sobre los efectos lo que ayudara a valorar la acción desde lo previsto y deseable y a sugerir un nuevo plan.

En definitiva, con este modelo se ve al sujeto de la investigación con capacidad de acción y poder transformador, no sólo en el ámbito grupal y colectivo, sino también del entorno social y material. Igualmente, con una capacidad para discernir, organizar, planificar procesos que favorezcan y se apoyen en formas de participación activa de las comunidades, en una perspectiva democrática y de autogestión. La Investigación – Acción, no es sólo investigación, ni sólo Acción, implica la presencia real, concreta e interrelacionados de la Investigación y de la Acción e inmersa en esta última, la Participación, por lo tanto para investigar tiene que asumirse la reflexión como elemento esencial.

ACTION RESEARCH

Kurt Lewin was the first to coin the term “action research” in his 1946 paper, “Action Research and Minority Problems.” In that paper, he described action research as “a comparative research on the conditions and effects of various forms of social action and research leading to social action” that uses “a spiral of steps, each of which is composed of a circle of planning, action, and fact-finding about the result of the action.”

Action research is research that each person can do to his or her own practice, that “we” (any team or family or informal community of practice) can do to improve its practice, or that larger organizations or institutions can conduct on themselves, assisted or guided by professional researchers, with the aim of improving their strategies, practices, and knowledge of the environments within which they practice.

 

Action research is known by many other names, including participatory research, collaborative inquiry, emancipatory research, action learning, and contextural action research, but all are variations on a theme. Put simply, action research is “learning by doing” – a group of people identifies a problem, do something to resolve it, see how successful their efforts were, and, if not satisfied, try again. While this is the essence of the approach, there are other key attributes of action research that differentiate it from common problem-solving activities that we all engage in every day.

 

A more succinct definition is,

“Action research…aims to contribute both to the practical concerns of people in an immediate problematic situation and to further the goals of social science simultaneously. Thus, there is a dual commitment in action research to study a system and concurrently to collaborate with members of the system in changing it in what is together regarded as a desirable direction. Accomplishing this twin goal requires the active collaboration of researcher and client, and thus it stresses the importance of co-learning as a primary aspect of the research process.”

What separates this type of research from general professional practices, consulting, or daily problem-solving is the emphasis on scientific study, which is to say the researcher studies the problem systematically and ensures the intervention is informed by theoretical considerations. Much of the researcher’s time is spent on refining the methodological tools to suit the exigencies of the situation, and on collecting, analyzing, and presenting data on an ongoing, cyclical basis.

Several attributes separate action research from other types of research. Primary is its focus on turning the people involved into researchers, too – people learn best, and more willingly apply what they have learned, when they do it themselves. It also has a social dimension – the research takes place in real-world situations, and aims to solve real problems. Finally, the initiating researcher, unlike in other disciplines, makes no attempt to remain objective, but openly acknowledges their bias to the other participants.

 

 

 

 

Referencias

•          Lewin, K. (1946). Action research and minority problems. Journal of Social Issues 2 (4): 34-46.

•          Stenhouse, L. (1991). Investigación y desarrollo del currículo. Madrid: Morata.

 

 

Aplicación: http://www.youtube.com/watch?v=Mqk7GSmm5U8

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: