CAUSA GLOBAL/ESPECÍFICA (GLOBAL/SPECIFIC CAUSE)

Antes de definir estos conceptos, debemos encuadrarlos dentro de un marco teórico, en este caso, correspondiente a la atribución. Desde un punto de vista general, la RAE define atribución como la acción de atribuir; la adjudicación de hechos o cualidades a alguien. Desde un punto de vista más específico, concretamente en psicología social, se entiende como la tendencia a inferir las motivaciones, rasgos, intenciones y capacidades de otras personas basándonos en la observación de conducta; una tendencia más o menos automática de buscar explicaciones para las acciones ajenas.

Dentro de dicho proceso han de darse una serie de condiciones a la hora de atribuir: causa interna/externa, controlable/incontrolable.

Además de las dimensiones de la atribución que se han mencionado aparece una más la de Global-Específica. Cuando un individuo percibe un resultado como incontrolable se pregunta sis sus cusas se aplican a muchas situaciones de la vida (global) o a una sola circunstancia (específica). La causa global se percibe como un rasgo estable de la persona mientras que la causa espacífica se percibe como algo inestable e inusual propio de una única circunstancia.

Referencia: Diccionario de la lengua española (2005 Espasa-Calpe) S.A., Madrid: de http://www.wordreference.com/definicion/atribuci%F3n
Centro de Psicología Clínica (1993). El control en psicología, [en línea]. Madrid, España: García Higuera, J.A. Recuperado el 11 de Diciembre de 2008 de 
http://www.cop.es/colegiados/M-00451/Control.html#_Toc427384762 
 
Aplicación:
La mejor aplicación de la causa global/específica es la indefensión aprendidaen la cual los sujetos han aprendido a estar indefensos frente a ciertas experiencias de la vida y, están convencidos de que hagan lo que hagan no podrán mejorar su situación. Por tanto llega un momento en que dejan de intentarlo.,

 

La indefensión aprendida es aprender a “ser indefenso”, a estar a merced del medio.Consiste precisamente en un estado en el que el sujeto no intenta escapar ni evitar los estímulos aversivos aunque tenga la oportunidad de hacerlo. ¿Por qué no lo hace? Parece ser que el estado de indefensión aprendida produce un déficit en el aprendizaje posterior, es decir, hace que sea más difícil aprender que alguna respuesta puede detener o evitar la estimulación aversiva.
La hipótesis de la indefensión aprendida supone que el animal o sujeto ha aprendido que su conducta no puede influir de ninguna manera en los acontecimientos, por lo que permanece inactivo.
Este fenómeno se produce tanto en animales como en seres humanos y, en este último caso, puede llegar a ser grave y derivar en trastornos como la depresión. En estos casos, el individuo desarrolla expectativas de falta de control sobre los acontecimientos, y suele pensar que su actuación es inútil. La persona deprimida aprende que no tiene ningún control sobre lo que le ocurre y esto es precisamente un factor importante que contribuye al desarrollo de la depresión.
La indefensión aprendida en humanos puede ser realmente incapacitante, ya que el individuo sufre un déficit de actividad, es decir, permanece inactivo ante los acontecimientos y es incapaz de reaccionar.

 

 

Con respecto a este tema se presenta un estudio sobre la indefensión aprendida relacionada con el rendimiento en ajedrez. En este estudio se han comprobado los efectos de la indefensión aprendida en el rendimiento de un jugador de ajedrez amateur. En el estudio se realizó un partida control donde los participantes jugaron sin haberles establecido previamente ningún tipo de indefensión. Acabada la partida ambos participantes tuvieron que resolver seis problemas de ajedrez, pero mientras los problemas del jugador que había perdido tenían solución, los del ganador eran imposibles de resolver. En la siguiente partida, se observó que el jugador que había ganado la partida control perdió en un tiempo mucho menor del que necesitó para ganar en la partida control, además, su tiempo medio empleado para realizar sus movimientos se redujo significativamente. Los resultados demuestran que la indefensión aprendida afecta notablemente a las capacidades de juego de un ajedrecista.
Artículo: Fernández, S.T. (2007, febrero). Indefensión aprendida y rendimiento en ajedrez). EFDEPORTES [en línea], Nº105. Recuperado el 11 de Diciembre de 2008 de http://www.efdeportes.com/efd105/indefension-aprendida-y-rendimiento-en-ajedrez.htm 

 


 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: